Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Pechugas de pollo con ensalada de espinaca

Las espinacas no sólo son nutritivas y deliciosas, sino que además contribuyen a mejorar  nuestra salud: ayudan a hacer la digestión y alivian el estreñimiento gracias a la fibra; y además disminuyen la presión arterial.
Las personas que sufran hipertensión pueden aprovecharse de las sanas cualidades de esta verdura tomando tres cucharadas diarias de jugo de espinaca. Ademas,son fuente de vitaminas y minerales. Las vitaminas A y C son las que están más presentes en esta verdura, aunque el mejor modo de aprovecharse de estos nutrientes es comiendo las hojas en crudo, en ensaladas por ejemplo. Por eso disfruta de esta receta sana y natural:

Ingredientes:

• 2 pechugas de pollo
• ½ kgr. de espinacas
• 2 cdas. de aceite
• 1 cda. de aceto balsámico
• ½ cdta. de sal
• ¼ cdta. de pimienta

Preparación:

Quita la piel y filetea el pollo. En una plancha a fuego medio, cocina el pollo durante 5 min. con la mitad de la sal y la pimienta sin dejar de girarlo hasta que esté dorado.
Mientras tanto, lava las hojas de espinaca y sécalas en un trapo o repasador limpio. Corta las hojas en dos mitades y quítales los troncos. Colócalas en un bowl de ensalada con el aceto balsámico y sal.
Coloca el pollo en platos individuales con el acompañamiento de la ensalada y sirve. Puedes decorar con tomates cherry partidos al medio, unas tiras de zanahoria o de cebolla morada.

El principal secreto que tiene esta preparación son las espinacas, que deben ser muy frescas para que mantengan todo su sabor. Las mejores espinacas se consiguen entre el otoño y la primavera.



Sin comentarios