Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Dieta contra várices

Ya bien sabemos que una alimentación sana contribuye a mantener la salud, pero no solo es visible para nuestro estomago, sino que afecta positivamente a todo el cuerpo.
Las varices están causadas por la mala circulación de la sangre, y en ello además de los hábitos de vida, la dieta juega un papel primordial, tanto en la prevención como en el alivio de las molestias.

Una dieta contra las várices debe de contener alimentos que favorezcan la circulación sanguínea y a su vez combatan la retención de líquidos, además no tiene que contar con comidas que sean perjudiciales, como es el caso de las grasas saturadas y exceso de sodio.

Alimentacion adecuada si padecemos várices

Es necesario incorporar a nuestra dieta:

Fibra: es indispensable para mejorar el tránsito intestinal, esta se encuentra en frutos secos, frutas desecadas,  verduras y hortalizas, cereales integrales, frutas y legumbres.
Lo ideal es comer alimentos con fibra a diario, por ejemplo tres piezas de fruta, vegetales o legumbres en una de las comidas, etc.

Antioxidantes: son efectivos para proteger el cuerpo frente a los radicales libres aumentando la fortaleza de las paredes de arterias y venas, son antiinflamatorios y vasoconstrictores. Se los encuentra en vegetales como aguacates, todo tipo de bayas, coles, zanahorias, cebolla, cítricos, espinacas, etc.

Potasio: ayuda a eliminar líquidos, este se encuentra en frutos secos, germen de trigo, legumbres, vegetales, pescados, carnes, cereales integrales, hortalizas y frutas desecadas.

Ácidos grasos poli insaturados: son efectivos para bajar el colesterol, lo que hace más fluida la sangre y actúan como antiagregantes. Estos nutrientes los hayas en aceites de semillas y de oliva, margarinas vegetales, nueces, almendras, pescados azules, e hígado de bacalao.

Líquidos: son necesarios para eliminar toxinas y depurar la sangre, es necesario tomar al menos 2 litros de agua por día.

Fuente: Nutricion Pro