Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Desórdenes en la alimentación

Comer selectivamente
No todos los desórdenes alimenticios se derivan del deseo de vernos delgados. Hay muchas personas cuyas vidas están gobernadas por la alimentación, pero sus obsesiones no son las típicas de la bulimia y la anorexia.

Las personas que comen selectivamente tienden a ingerir sólo un tipo particular de alimentos, y de manera compulsiva. Puede comenzar cuando se vuelven vegetarianas, y luego deciden que van a comer sólo comida orgánica, y más tarde que sólo tomarán comida orgánica que crezca sobre la tierra. Este tipo de comportamiento errático puede desarrollarse hasta formar un desorden alimenticio, simplemente porque estas personas no están consumiendo suficientes nutrientes.

Causas
Algunos especialistas creen que la razón de que existan tantos problemas relacionados con los alimentos se debe a la desaparición de la tradicional “comida familiar”. Las investigaciones demuestran que sólo el 50% de las familias comen juntas, y muchas lo hacen sólo los domingos al mediodía. El comer se ha transformado en una actividad en solitario. Las personas que tienen hábitos extraños para comer comenzaron por lo general tomando fobia a algún alimento en particular. Pero al no haber nadie alrededor para hacérselos notar esto se tornó rápidamente en un problema grave.

Desórdenes alimenticios en la niñez y adolescencia
El comer selectivamente de los adultos es muchas veces una extensión del comportamiento quisquilloso de los niños. La oportunidad se presenta cuando a un niño pequeño se le da la opción de elegir qué quiere comer. Una vez que ese momento ha pasado los niños se vuelven bastante conservadores en lo que comen. A menudo los problemas surgen porque los padres se ponen muy ansiosos respecto a esta conducta selectiva, que si comienza a la edad de dos o tres años está determinada en gran parte por cómo los progenitores manejan la situación.

Por lo general un adolescente que consume sólo uno o dos tipos de alimentos trata de buscar ayuda, porque esta conducta caprichosa le causa problemas con sus amistades, o le impide relacionarse exitosamente con el sexo opuesto. Muchas veces el problema desaparece espontáneamente por la propia presión ejercida por el grupo de pares. El comer selectivamente se vuelve realmente un problema si la persona se enferma, y esto ocurre muy raramente.

Por ello, considera en educar a tu familia y en especial a tus hijos según una alimentacion sana y dieta balanceada.

Fuente: Discovery Salud



Un comentario