Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Comer sano en Navidad

La Navidad y las fiestas de fin de año se nos echan encima, y con ella, los excesos en cuanto a comida y bebida. Días malos para mantener la línea, la salud y la dieta balanceada. Las comidas y cenas copiosas, los atracones están a la orden del día. Y con ellos los kilos de más!

Aquí tienes una serie de consejos para disfrutar de la Navidad sin sufrir los estragos de estas fiestas tan entrañables, tratando de comer sano:

Mientras cocinas: cuidado con los picoteos.

Es muy frecuente que mientras estás preparando esa comida especial, te veas tentada a probar un poco de todo lo que estás preparando para tus invitados. Bueno pues te recomendamos que antes de empezar a preparar tus recetas navideñas, te prepares una bandejita con unos aperitivos light para evitar la tentación de comer un poquito de todo.

Platos de Carne: Decídete por el Pavo.

Ante la gran variedad de seundos platos que llenan los libros de recetas navideñas, te recomendamos que dejes a un lado la carne de cerdo o de cordero y te pases al pavo. El pavo es más sano debido a que tiene menos grasa y menos calorías. Las carnes de cerdo, el cochinillo, etc tiene 310 calorías por cada 100gr. El cordero, la paletilla de cordero, las chuletas, etc, tienen 265 calorías por cada 100 gr. Sin embargo el pavo tiene 102 calorías por cada 100 gramos. También puedes probar la carne de conejo o avestruz que es muy sabrosa y ligera.

Tambien puedes aprovechar para incorporar frutas en tus postres o recetas dulces, es una buena ocasion para una deliciosa ensalada de frutas.
De entrantes y primero maríscos:

Los maríscos y pescados son ideales para mantener nuestro menú equilibrado, sano y ligero. El único problema es que sube el nivel de ácido úrico, al aumentar las purinas, pero excepto las personas que sufren de ácido úrico, los demás pueden disfrutar de este manjar (hasta donde el bolsillo lo permita), ya que el marisco es bajo en calorías. Aprovecha para aprender a pelar los langostinos y gambas usando los cubiertos, el hecho de tener que usar cuchillo y tenedor te hará tardar más en comertelos y comerás menos.

Pásate a las bebidas “Sin”:

Cuando hagas la compra elige los refrescos sin azucar y si es posible las bebidas sin alcohol. Las bebidas con alcohol son muy calóricas, suben el nivel de glucosa en sangre (importante para los diabéticos). Puedes aprovechar para volver a las claras y tintos de verano (cerveza o vino con gaseosa o limonada).

Fuente: DeMujer.es



3 comentarios