Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Comer rápido nos hace obesos

“Come despacio y mastica cada bocado 20 veces”, promulga el dicho popular.

Una investigación realizada en Japón con 3.287 individuos de entre 30 y 69 años de edad, a los que se interrogó sobre sus hábitos alimentarios haciendo hincapié en la velocidad con la que comen, demuestra que es cierto que comer rápido engorda y no nos ayuda a alcanzar una dieta equilibrada en nuestra vida.

Si consumimos muy rápido los alimentos, no damos tiempo al estómago para que envíe la señal de saciedad, por lo que se ingiere una mayor cantidad.

Consejos acerca de cómo comer bien y comer despacio:

1.         No saltarse las comidas y hacer un pequeño tentempié o colacion a media mañana o a media tarde. Esto evitar llegar a la mesa con mucha hambre.

2.         Comer despacio y en ambientes tranquilos, sin distracciones, como la televisión.

3.         Esperar un tiempo entre la comida y el postre. En la mayoría de los casos, el postre ya no se toma porque aparece la sensación de saciedad.

Y recuerda, llevar una dieta balanceada mejorará la salud.



5 comentarios