Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Dieta balanceada para Adelgazar

Para bajar de peso no hace falta morir de hambre ni evitar comida. Simplemente hace falta planificar una nutrición equilibrada y sumarle un poco de ejercicio físico.

Si bien el objetivo de una dieta es adelgazar, es necesario alejarse de esas que consisten en evitar la comida y pasar hambre. Lo óptimo es tener una alimentación variada y nutritiva, logrando bajar esos kilos de más acumulados por exceso de grasas y azúcares.

Teniendo en cuenta las necesidades de nuestro organismo, es conveniente contar con una alimentación que contenga glúcidos, lípidos, vitaminas, proteínas y sales minerales.

– Los glúcidos podemos encontrarlos en harinas y azúcar, por ejemplo.
– Los lípidos en grasa, manteca, aceite.
– Las vitaminas sobre todo en frutas y verduras crudas, aunque se encuentran en varios alimentos.
– Las proteínas en huevos y carne.
– Las sales minerales se obtienen de alimentos, agua y sal común.

Esta dieta es ideal para bajar peso, teniendo en cuenta que las dietas deben seguirse a lo largo de unos días hasta eliminar los kilos indeseados. Luego de esto simplemente se reducen los alimentos ricos en grasas y se realizan ejercicios físicos.

Ahora te dejamos opciones para que armes tu menú por día:

DESAYUNOS

  – Desayuno 1: 1 taza de cereal
                      1/2 taza taza de leche descremada
                      1/2 taza de jugo de naranja
                      1 fruta
                      Café o té

  – Desayuno 2: 2 tazas de varias frutas
                      2 cdas. de yogur
                      2 cdas. de granola
                      Café o té

  – Desayuno 3: Leche o yogur descremado
                      1/2 taza de jugo de zanahoria
                      1 taza de frutas
                       Café o té

  – Desayuno 4: 1 pan integral tostado con una cdita. de queso cotage y una de mermelada
                      Yogur descremado con cereales
                      3/4 taza de manzana
                      Café o té

  – Desayuno 5: Yogur descremado con cereales
                      1/2 taza de jugo de naranja
                      1/2 taza de papaya
                      Café o té

A MEDIA MAÑANA

  – 1 fruta a elección o una porción de gelatina

ALMUERZO

  – Almuerzo 1: 1 taza de sopa de espinacas
                     1 pechuga de pollo chica en tiras
                     1 tortilla de papas pequeña
                     Salsa
                     1 cdita de crema
                     Café o té

  – Almuerzo 2: 1/2 taza de arroz blanco
                     1 taza de verduras crudas
                     1 filete de pescado chico
                     Café o té

  – Almuerzo 3: 1 taza de sopa de verduras
                     1 pechuga de pollo chica a la pimienta
                     Puré de vegetales
                     Café o té

  – Almuerzo 4: Filete de carne
                     2 tostadas
                     1 ensalada grande con aderezo libre de grasa
                     Café o té

  – Almuerzo 5: 1 bistec chico
                     1 ensalada mediana de lechuga, espinacas, pepinos y zanahoria con aderezo sin grasa
                     Café o té

POSTRE

  – 1 porción chica de cualquier pastel, pie, helado o 2 galletas o 1 chocolate pequeño

MEDIATARDE (seleccionar una sola opción)

  – 1/2 paquete de galletas con fibra
  – 2 tazas de palomitas sin mantequilla
  – 1 manzana
  – Pepino o zanahoria con limón

CENA (seleccionar una sola opción)

  – 1 taza de cereal con leche descremada y una banana
  – 1 tostada sin freír con pollo
  – 1/2 torta de jamón y queso bajo en grasa
  – 1 rueda de pan
  – 1/2 sandwich de jamón y queso bajo en grasa
  – 1 pollo al horno con puré de verduras
  – Café o té

Recuerda que es conveniente siempre consultar con un especialista o nutricionista para adecuar la dieta a tus necesidades.

Autor: Santiago Maradona

Fuente: Salud.com.ar